Los buenos hábitos infantiles van ligados a los buenos hábitos de la familia

  • Deben tomar las calorías necesarias, ni más ni menos de las que necesitan.
  • Distribuir su comida en 5 tomas, potenciando el desayuno.
  • Evitar el picoteo.
  • Eliminar las calorías vacías de los refrescos, de las chuchearías.
  • Comida variada para asegurar la toma de vitaminas y minerales.
  • Disminuir la ingesta de carne y aumentar la de pescados.
  • Sustituir la bollería industrial por frutos secos.
  • Aumentar el consumo de pan, cereales, verduras y legumbres. Así la fibra en su dieta será suficiente.
  • Evitar el exceso de sal.
  • Evitar absolutamente el alcohol.
  • Elogiar cada vez que pruebe un alimento nuevo.
  • Adaptar lo máximo posible la dieta a sus gustos.
  • Anima a tus hijos a que participen en actividades deportivas.
  • Convierte la actividad física en un estilo de vida de la familia.
  • No compares nunca al niño con otros niños o contigo cuando eras niño.

El ejercicio físico es un hábito saludable y necesario que los niños deben adquirir desde pequeños. Te recomiendo que veas con tus hijos el siguiente vídeo-comic de la Fundación Maphre dirigido a los niños y que trata sobre la práctica de ejercicio en equipo.